A la vanguardia Inyector de bombeo de gasolina

A la vanguardia Inyector de bombeo de gasolina

En Stanadyne, utilizamos tecnología avanzada para enfrentar los retos modernos cada día. Ya sea en los negocios o en la tecnología, mantenerse a la vanguardia es esencial. Es nuestro compromiso con la innovación lo que ayuda a nuestros clientes a superar sus tareas más complejas en un ambiente que cambia más rápido que nunca. Nuestro avance tecnológico más reciente es un ejemplo de esto, y comienza con nuestra solución de un reto del motor moderno para vehículos de dos ruedas en India.

Inyector de bombeo de gasolina

El año 2018 es esencial en la industria del transporte. Muchos países están migrando hacia normas de emisiones más estrictas y la demanda de motores de bajas emisiones está creciendo más rápido que nunca. La India iniciará la transición a las regulaciones de emisiones BS VI en 2019. Con este cambio, muchos vehículos de dos ruedas necesitarán una actualización para cumplir con el nuevo estándar. Con más de 17 millones de vehículos de dos ruedas vendidos en la India cada año, los fabricantes avanzan rápidamente para mantenerse en el mercado.

Para cumplir con las emisiones BS VI, una actualización del sistema de control de combustible, se requiere cambiar de diseños de carburadores menos eficientes a alternativas de emisiones más bajas. Una de estas alternativas es la inyección de combustible en puerto. Por supuesto, un cambio de esta magnitud tiene su precio. Los sistemas de inyección de combustible de puerto ocupan espacio, y en vehículos pequeños como las motocicletas, la instalación de dicho sistema sería costosa y requeriría mucho tiempo. Con el cambio inminente a BS VI, los fabricantes están limitados en el tiempo y están bajo presión para encontrar una mejor solución.

En respuesta a este reto, Stanadyne ha desarrollado una solución innovadora para reemplazar los carburadores mecánicos con un inyector de bombeo de gasolina (GPI) totalmente electrónico. En el GPI, la bomba y el inyector están integrados en una sola unidad, lo que hace que el sistema sea compacto y económico. El diseño revolucionario del GPI ofrece una opción alternativa para mitigar las emisiones del motor, permitiendo a los fabricantes cumplir con el plazo de 2020 de manera más económica.

El Stanadyne GPI proporciona un control preciso de la inyección y la capacidad de control, un factor crítico para reducir las emisiones. Dado que el GPI es una bomba e inyector en una sola unidad, su diseño elimina la necesidad de una bomba de alimentación en el tanque y permite una fácil integración con los motores existentes. Stanadyne está trabajando con varios clientes para obtener sistemas GPI en la carretera para 2020 y más allá.

En Stanadyne, analizamos constantemente los problemas que enfrentan los fabricantes de motores de hoy en día, aplicando años de experiencia en la industria para crear soluciones personalizadas que aborden los desafíos más complejos que enfrentan los sistemas de combustible. Así es como nos mantenemos a la vanguardia, desarrollando soluciones hoy para los motores del mañana.

¿Listo para comenzar?