Historia

Sobre nosotros

A medida que la comunidad internacional exige emisiones cada vez más bajas acompañadas de una mayor eficiencia, Stanadyne sigue avanzando y resolviendo los retos más complejos que enfrentan los sistemas de combustible. A través de la industria automotriz, construcción, agricultura y otras, siempre innovamos nuestra tecnología para ofrecer el mejor rendimiento en su clase y permitir que los motores sean más limpios, más eficientes y más potentes. Stanadyne da la bienvenida a una colaboración abierta para crear soluciones con nuestros clientes que generen una ventaja competitiva importante.

Stanadyne ha estado a la vanguardia de la tecnología del mañana por más de 140 años. Mientras que los tiempos y las tecnologías han cambiado, hay algo que se mantuvo constante: la pasión y el compromiso de nuestra gente y nuestra dedicación a impulsar la innovación para el futuro de los sistemas de combustible.

Historia

Durante más de 140 años, Stanadyne, y las empresas que la precedieron, han prosperado en la creación de soluciones únicas para los problemas más complicados en los sistemas de combustible de gasolina y diésel en todo el mundo. La empresa surge en 1876 como Hartford Machine Screw Company, y fue fundada sobre su innovación revolucionaria, la máquina de tornillos automática. En años subsiguientes, Hartford Machine Screw Company mejoró notablemente la eficiencia de fabricación, ayudando a impulsar la industrialización de los Estados Unidos.

En 1900, la empresa cambió su nombre por Standard Screw Company, eventualmente convirtiéndose en un proveedor líder de componentes de metal de precisión. Desde 1914 a 1945, Standard Screw manejó contratos del gobierno de los Estados Unidos para ayudar a producir materiales de guerra y piezas para aeronaves.

En la época que siguió a la Segunda Guerra Mundial, la empresa ingresó a una nueva era de innovación. Vernon D. Roosa se unió a la empresa con su concepto de diseño para crear una bomba de inyección de diésel que fuera más pequeña, más liviana y más avanzada técnicamente que las bombas de combustible que habían en ese tiempo. La bomba rotativa, como se conoció, mejoró notablemente el rendimiento, la potencia y la practicidad de los motores diésel con una nueva tecnología de distribución del combustible, lo que permitió que los motores diésel sean la opción de preferencia para equipos y maquinarias de trabajo pesado.

Como el diseño de la bomba rotativa evolucionó, también lo hacían sus aplicaciones, ingresando en el mercado de transporte y automotriz, lo que permitió que los fabricantes de vehículos pudieran desarrollar motores nuevos y más eficientes. El uso de los motores diésel continuó aumentando y la empresa Standard Screw Company siguió adaptándose, enfrentando los retos con bombas y sistemas de combustible nuevos, cada vez introduciendo cambios innovadores que aumentaron la eficiencia y el rendimiento. Otras invenciones destacadas de esta época incluyen; la bomba rotativa modelo DB (1952) y el inyector de combustible Pencil Nozzle® (1963).

Cuando Standard Screw Company se convirtió en Stanadyne en 1970, la empresa presentó una nueva serie de tecnologías, incluidos filtros de combustible y aditivos. En esa época, las bombas de combustible diésel de Stanadyne ofrecían el diseño de consumo de combustible más eficiente y la empresa vivió un rápido crecimiento durante la crisis del petróleo de 1973.

En los años siguientes, la empresa expandió su portafolio para incluir bombas rotativas para motores diésel con régimen electrónico, bombas de riel común diésel y bombas de combustible de inyección directa para motores de gasolina. A principios de los años 2000, Stanadyne presentó la primera bomba del mundo de inyección directa de gasolina de 200 bares para el mercado automotriz. Rápidamente, la siguió otra bomba de inyección directa de gasolina para la industria de las carreras de autos. Con la rápida innovación en los sistemas de combustible de gasolina y diésel, la empresa se encontró en una encrucijada. En 2014, la empresa vendió el negocio de los filtros de combustible y aditivos para dedicarse exclusivamente a las bombas de combustible y los inyectores.

Hoy en día, la empresa está recreando su portafolio de productos y ofreciendo soluciones personalizadas para sus clientes. Mientras la empresa se dedica al futuro del combustible, sigue innovando y desarrollando tecnologías nuevas para mejorar la eficiencia, la potencia y el rendimiento de los sistemas de combustible.


Ver dónde nacen nuestras últimas innovaciones.

¿Listo para comenzar?